top of page
  • Foto del escritorJaviera Hojman

Crónica de un affair: empatía por la infidelidad

“Crónica de un affair” es una de las últimas películas de Emmanuel Mouret, y sigue la línea por la que el director y guionista es conocido: los filmes de amor complicado. Esta película cumple exitosamente con hacernos empatizar con los personajes infieles, a pesar de que tradicionalmente son los villanos de las historias de amor. No hay juicios valóricos ni perspectivas moralistas, solamente un relato emotivo y claro de una experiencia romántica. 

 

Una madre soltera y un hombre casado inician una aventura con el entendimiento de que su relación es puramente sexual.

Nos cuentan la historia de Charlotte y Simón, desde el momento en que se conocen y comentan los términos en que están dispuestos a establecer una relación erótica en adelante. Ella es una madre soltera con una mente muy abierta y dispuesta a la experimentación, y él es un hombre casado que entra por primera vez al universo de las infidelidades. La película se trata de la relación entre ellos, y en ningún momento nos presentan la perspectiva de la esposa. 

 

El cine francés romántico suele caracterizarse por tener bastantes escenas de sexo explícito, pero en esta película hay una perspectiva distinta en los lugares en que se deposita el erotismo. No hay desnudos, sino elementos sutiles y bien pensados. Uno de los momentos más cargados del filme es una toma de la mano del protagonista, con su anillo de matrimonio, acariciando a Charlotte, y eso es un cambio agradable. El mismo Simon le dice a Charlotte, en una conversación sobre la posibilidad de tener reuniones sin contacto físico, que “el solo hecho de verla es sexual”. 

 

Crónicas de un affair, Aunque están de acuerdo en que la relación no tiene futuro, se sienten cada vez más atraídos por la compañía del otro.

El filme está lleno de detalles visuales simbólicos muy interesantes. Hay un juego con la luz y la oscuridad, prender y apagar las luces, dejar a algunos personajes en las sombras y a otros en la luz; también hay un juego muy significativo con el movimiento, desde la primera escena en que Charlotte y Simon negocian los términos del affair en constante movimiento, caminando por la sala y persiguiéndose, como una especie de ritual de apareamiento acelerado combinado con una búsqueda racional con un objetivo específico. 

 

“Crónica de un affair” trae a la mesa, además, discusiones potentes e interesantes, relacionadas con dónde están los límites de la infidelidad, qué tan factible es separar el contacto físico del vínculo emocional, y de qué forma se distribuyen los roles de la pasión y de la culpa al momento de tomar decisiones amorosas. Se trata de un filme provocativo, que en algunos momentos recuerda a otras películas centradas en la conversación como “Antes del amanecer”, pero que tiene buenas actuaciones, un guion interesante y una perspectiva muy humana e imperfecta sobre las relaciones sociales.


Distribuidora: CDI

Reparto: Sandrine Kiberlain, Vincent Macaigne

Director: Emmanuel Mouret

Duración: 1 hr. 40 min.


Chronique d'une liaison passagère cine francés romántico, Una madre soltera y un hombre casado inician una aventura con el entendimiento de que su relación es puramente sexual. Aunque están de acuerdo en que la relación no tiene futuro, se sienten cada vez más atraídos por la compañía del otro.

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page